.
Mujer mayor con su cuidador en casa cogidos de la mano

Guía para convencer a los padres ancianos de que acepten ayuda

Puede resultar emotivo enfrentarse a los cambios y retos que conlleva el cuidado de los padres mayores. Las personas que antes eran las figuras de autoridad en su vida asumen un papel diferente y ahora requieren un tipo de apoyo totalmente nuevo por su parte. El "estrés del cuidador" es un término común que se discute en todas partes, desde The Today Show a los consultorios médicos y a los centros de investigación. Y mientras los cuidadores se esfuerzan por gestionar el estrés de sus nuevas responsabilidades, los padres que envejecen también intentan navegar por su nueva normalidad.

Las conversaciones con los padres mayores suelen ser más complejas cuando entran en escena problemas de salud, memoria o seguridad. Tal vez tus padres ya no puedan conducir solos con seguridad o tal vez les cueste mantener la casa limpia. Sea cual sea el reto, iniciar una conversación sobre el cambio y convencer a los padres mayores de que acepten ayuda puede ser complicado. El éxito de toda la familia depende de que los cuidadores sepan cómo mantener estas duras conversaciones y estén preparados para manejar las emociones que las acompañan.

Hablar del cambio con los padres mayores

El cambio puede ser complicado a cualquier edad. El cambio trae consigo nuevos sentimientos, requiere ajustes emocionales y puede hacer aflorar nuevos miedos. Para crear un escenario más positivo, es importante abrir las líneas de comunicación.

Las conversaciones con los padres mayores son un reto por muchas razones. En primer lugar, el progenitor puede estar ansioso y abrumado por los temas y el camino que tiene por delante; esto suele presentarse como un progenitor anciano y obstinado. En segundo lugar, los cuidadores pueden dudar a la hora de abordar un tema difícil, lo que lleva a una discusión en la que parece que el cuidador se esfuerza por lidiar con unos padres que no escuchan. Al abordar estas conversaciones emocionales, ayuda estar preparado. He aquí algunos consejos:

  • Evalúa la situación para poder exponer claramente tus preocupaciones.
  • Empatiza con los sentimientos de tus padres; puede que pienses que tienes que lidiar con padres que no escuchan, pero podría ser que su miedo a lo desconocido esté impulsando sus respuestas.
  • Inicie las conversaciones antes de que haya problemas graves de seguridad o salud.
  • Céntrate en lo positivo de la situación y en lo que toda tu familia quiere ver como resultado.
  • Comparta historias de éxito de amigos, seres queridos o expertos profesionales.
  • Asegúrate de poner todas las opciones sobre la mesa y empezar con pequeños cambios primero; puede ser más fácil conseguir que los padres mayores acepten la ayuda cuando entienden que ésta puede ser en sus condiciones.
  • Deje que su padre mayor tome decisiones y haga preguntas.
  • Escuche tanto como hable durante la conversación.

Romper las barreras para aceptar la ayuda

Cada uno de nosotros puede decir que entiende que las realidades del envejecimiento pueden ser difíciles. Sin embargo, no conocemos la impacto emocional hasta que lo hemos vivido. Trabajar para comprender los sentimientos y el miedo que hay detrás de la situación puede evitar que los cuidadores descarten las emociones como "padres que no escuchan" o que sientan que sus seres queridos mayores sólo están siendo "padres ancianos obstinados".

Los padres mayores se encuentran en una nueva etapa de la vida, con todos los miedos, motivos, pensamientos y emociones nuevos y únicos. Para derribar los muros y limitar la resistencia al cambio y a la aceptación de la ayuda, se fomenta un enfoque empático y de apoyo:

Busca los problemas subyacentes. Cuando se intenta que los padres mayores acepten ayuda, lo mejor es entender por qué se niegan. ¿Tienen miedo de sacrificar su independencia? ¿Tienen miedo de que usted tome el control? ¿Tienen preocupaciones económicas? Es mejor saber, en lugar de suponer, de dónde vienen sus preocupaciones.
Reconocer que la autonomía y la independencia son importantes. Presente opciones, dé ejemplos, explique a través de diferentes escenarios. Cree una situación en la que su ser querido de edad avanzada pueda tomar las decisiones que le permitan permanecer en el asiento del conductor y tener la confianza de tener el control de su propia vida.
La inversión de roles es compleja. Los cuidadores pueden sentir que se ven obligados a tratar con padres que no escuchan o con padres mayores obstinados, pero hay muchos factores complicados en juego. Durante la adolescencia, los padres suelen decir lo mismo de un adolescente que sobrepasa los límites. La empatía es la mejor fuente de comprensión y compasión.
La confianza es la clave. Para conseguir que los padres ancianos acepten ayuda, algunas personas intentan evitar la confrontación mediante trucos o falsedades. La mejor manera de avanzar es con confianza, lo que significa ser sincero con tu padre o tus padres. Para que la conversación sea productiva, puedes optar por decir cosas como: "Vamos a intentar que un servicio se encargue del trabajo del césped" en lugar de utilizar la palabra "ayuda". Sin embargo, esta afirmación sigue siendo directa y honesta sobre lo que va a ocurrir.

Por mucho que intentes que tus padres mayores acepten ayuda, puede que se nieguen. Cuando sientas que ya no estás avanzando en la situación, está bien dar un paso atrás y dejar que la elección de tu progenitor se mantenga. Esto puede crear una situación en la que su progenitor anciano busque su ayuda en un futuro próximo o puede permitirle darse cuenta de sus limitaciones. En cualquier caso, lo más importante es que su progenitor reconozca que usted es un recurso y que estará a su lado pase lo que pase.

Planificar el futuro

Una vez que el cuidador reconoce que un padre anciano necesita más ayuda de la que puede proporcionarle en casa, muchas familias buscan centros de vida de la tercera edad. Los centros de vida asistida proporcionan comodidad a las familias apoyando, e incluso mejorando, el bienestar, la salud y el bienestar de su ser querido. Desde las comidas y las actividades diarias hasta la socialización y la atención médica segura, la vida asistida puede ser beneficiosa para todos los implicados.

¿Está listo para discutir las opciones de vida asistida? Vida Asistida Wesley Court crea una experiencia de atención personalizada para ayudar a su ser querido mayor a sentirse como en casa. Llame al 864-599-9929 o contacto con nosotros para programar una visita hoy mismo.